¡Gracias por tu amor al Seminario!

“… y todo cuanto hagan, de palabra y de boca, háganlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por su medio a Dios Padre” (Col 3, 17).

Gracias por tu oración, ayuda y amor al Seminario de Nuevo Laredo. No podemos más que pedirle a nuestro Padre por medio de Jesucristo en el Espíritu Santo que bendiga abundantemente todo lo que haces por nuestra amada cada de formación. Como bien versa nuestro lema de este #MesDelSeminario18: “Para que haya sacerdotes, yo ayudo al Seminario”, tenemos la confianza en que nuestro Dios, por medio de su amado pueblo de la Diócesis de Nuevo Laredo, nos bendecirá con muchas vocaciones al sacerdocio, y dará mucha fecundidad y perseverancia a nuestros seminaristas. El Señor hace el llamado, los jóvenes buscan responderle, y el pueblo de Dios ora y sostiene esas vocaciones también con su apoyo generoso. ¡Gracias por tu desprendimiento que genera vocaciones! Dios sea siempre tu mayor recompensa. 

Gracias a tu generosidad seguiremos adelante.

Comments are closed